RUTA DEL MAR
 
TORRE DEL TAJO
 
Siglo XVI
Arquitectura Militar Defensiva

Situada sobre el borde del acantilado del mismo nombre a uno 100 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la playa barbateña.

Construida en el siglo XV, bajo el patrón de la arquitectura militar de la época, fue concebida para el control y defensa de la costa ante las incursiones de los piratas turco-berberiscos que, por aquella época, asolaban las costas españolas, formando parte del complejo sistema de torres vigías o de observación que se levantaron a lo largo de toda la costa andaluza.

También llamada Torre de la Tembladera, estaba situada en un punto estratégico y entrelazada con otros torres defensivas, lo que permitía un dominio visual y comunicativo mediante señales de humo o de fuego, que proporcionaba un mayor control del frente marítimo y terrestre, salvaguardando de posibles ataques y proporcionando recursos económicos fundamental al servir como medio de reconocimiento de recursos pesqueros, mezclando de este modo las funciones militares con las económicas.

En la actualidad se encuentra más o menos en buen estado de conservación, ya que la Junta de Andalucía la restauró en el año 1992.

Con planta circular, posee una altura de 13,35 metros, que va desde el baquetón de medio bocel al plinto. Sus gruesos muros de mampostería enfoscada albergan una única estancia abovedada de más de seis metros de diámetro y siete de altura.

Una escalera de caracol conduce a la azotea en donde se encuentra la garita en forma de herradura y en la que antiguamente se refugiaba el vigía de la torre, ante las inclemencias meteorológicas.

En el centro de la azotea se abre un orificio circular que comunica con la bóveda interior