PARQUE NATURAL DE LA BREÑA
 
SENDERO DE LA TORRE DE MECA
 

Este sencillo recorrido nos permite pasear por el extenso pinar de pino piñonero y carrasco, además del sotobosque de lentiscos y palmitos que tapizan el monte de los Caños de Meca, y disfrutar de las vistas panorámicas desde la Torre de Meca.
Tomaremos la carretera local CA-2143 que une los Caños de Meca con Barbate, entrando por la carretera que a la izquierda nos conduce a la zona recreativa del Jarillo. Dejaremos los vehículos cerca de la barriada de San Ambrosio y tomaremos un carril que en suave subida bordea una loma hasta una torre de vigilancia forestal.

Tras una hora andando, en una curva y antes de llegar a la torre de vigilancia, sale un sendero a la derecha que tomaremos, luego tras cruzar un cortafuegos, iremos campo a través para llegar en 30 minutos al carril que rodea la loma de Meca; tomando a la derecha (a la izquierda llegaríamos en unos 5 minutos a la zona recreativa de los Majadales del Sol).
Por este sendero, tomaremos algo de altura y a unos 10 -15 minutos nos desviaremos a la izquierda por un sendero señalizado por un poste, discurriendo por un pinar de pino piñonero y carrasco hasta un gran cortafuegos que cruza la loma.

Al atravesar el cortafuegos llegaremos pronto a la base de la torre vigía de la Meca, erigida en el siglo XVII, aprovechando los 165 metros de altura de la colina de Meca y tenía funciones preventivas o de aviso en caso de asedio pirata, muy común en esta época. 

Esta franja del litoral gaditano fue colonizada antiguamente por los fenicios y los romanos (de los que quedó la vocación a la pesca del atún en almadraba) y más tarde por los musulmanes, que asombrados por las abundantes surgencias de agua dulce de los acantilados, le dieron el nombre de Caños de Meca, en recuerdo a su ciudad sagrada.

Volveremos al cortafuegos y nos asomaremos a las impresionantes vistas panorámicas que podremos disfrutar desde aquí: el cabo y faro de Trafalgar y toda la parcelación de los Caños de Meca. Desde aquí y con un poco de imaginación podríamos ver, la batalla naval que en 1801 protagonizaron la armada española y la escuadra inglesa del almirante Nelson , contienda que se salvó con derrota española . 

Como si de una vista aérea se tratara, podremos distinguir desde aquí el esbelto faro de Trafalgar de 34 metros de altura y los restos de una antigua torre vigía sobre un promontorio rocoso de unos 20 metros, franqueado por las finas arenas de la playa de los Caños de Meca, la cala del Varadero y la playa de Zahora.

El camino continúa a través del cortafuegos, en frenética y divertida bajada por sus arenas móviles hasta topar con un carril que tomaremos a la derecha para llegar, rodeando la loma en unos 60 minutos, hasta el área recreativa de los Majadales del Sol.
Tras un merecido descanso (podremos tomar un café en el bar del área recreativa), nos dirigiremos a la cerca que rodea a las mesas y bancos de esta área y saltándola con cuidado, recorreremos el cortafuegos y por un arenoso sendero nos incorporaremos a la pista que en unos 45 minutos nos llevará al punto de partida.

FAUNA: En el pinar abundan verdecillos, jilgueros, pinzones, carboneros comúnes, herrerillos y abubillas. Con unos buenos prismáticos podremos ver algún cernícalo primilla sobrevolando el acantilado de los Caños de Meca. 

VEGETACIÓN: El frondoso bosque de pino piñonero está acompañado de un sotobosque de lentiscos, retamas, coscojas, jaguarzos, palmitos, esparragueras y gamones.

ru/js.js>