PARQUE NATURAL SIERRA DE GRAZALEMA
 
RUTA RÍO MAJACEITE BENAMAHOMA
 

     

DATOS GENERALES DE LA RUTA
Origen Benamahoma
Destino El Bosque
Duración 2 horas y 30 minutos
Dificultad Fácil
Sitio de acampada NO
Merenderos NO
Localidades cercanas El Bosque y Benamahoma

Se recomienda hacer el recorrido en la dirección Benamahoma-El Bosque, y de ese modo efectuaremos el itinerario en sentido descendente; aunque es perfectamente factible hacerlo en sentido contrario.
 
El rio, tambien conocido como Majaceite, nace al pie de la Sierra del Pinar, cuyo aporte permanente es el Nacimiento de Benamahoma, que se encuentra por encima de las piscifactorías, permitiendo la existencia de truchas por su caudal y temperatura.
 
El río recibe, los años de precipitaciones abundantes, un gran caudal de otros arroyos (Arroyo del Pina y la Breña del Agua). El río discurre entre huertas parcialmente urbanizadas. Desde el Nacimiento hasta la depuradora de aguas residuales de Benamahoma, que es donde comienza el itinerario propiamente dicho.
 
A poco que caminemos, nos veremos totalmente rodeados de bosque galería, así llamado porque al crecer en ambas orillas y elevarse sobre el cauce forma un túnel vegetal de gran belleza y frescura.
 
El bosque galería realiza una función muy importante en cuanto a protección de los márgenes, evitando en gran medida el arranque de materiales por el agua; por lo tanto conserva el valiosísimo suelo y evita la colmatación de los pantanos.
 
Los chopos, sauces, adelfas, lianas, zarzaparrillas, rubias, rosales, zarzas, clemátiles y madreselvas son los árboles y arbustos más frecuentes en este primer tramo, junto con los helechos, creciendo tan apretadamente que hacen impenetrables las orillas del río, proporcionando seguro refugio a la abundante fauna que aquí reside.
 
Siguiendo el camino, iremos encontrando antiguos batanes en los que se trataba y tejía la lana. Estos aprovechaban la fuerza motriz del agua, pudiendose apreciar la canalización de ésta por los caos o canales encargados de captarla rio arriba, en pequeñas presas o zúas.
 
Los caos transcurren por la parte superior de las terrazas fluviales adyacentes a los batanes. Hoy estan colonizados por chopos, zarzas y un variado matorral, asi como por laureles y frutales, plantados en su día para consumo propio de los lugareños.
 
Durante el recorrido podremos ver y oir a gran cantidad de aves, tales como la oropéndolo, en primavera y verano; el mirlo común y la lavandera cascadeña en invierno; el chochín, el mirlo acuático, herrerillos, carboneros, currucas y otros muchas pajarill