PARQUE NATURAL DEL ESTRECHO
 
 

Afortunadamente, el desarrollo urbano en los límites estrictos del Parque Natural se limita a algunas urbanizaciones en San García, Getares, el Faro de Punta Carnero y la desembocadura del Guadalmesí, por la zona oriental; y al municipio Tarifa, y sus pequeñas pedanías: Alamillo, Armarchal, Betis, El Bujeo, Cañada de la Jara, Facinas, La Herrumbrosa, Las Piñas, El Pulido, Tahivillas, Zarzuela y los Zorrillos. Algeciras, el mayor núcleo urbano de la zona, se encuentra oficialmente situado fuera de los límites del Parque aunque colindante a éste. No obstante, y en un sentido más general, el área conocida como Campo de Gibraltar resulta más amplia y comprende, además de las dos localidades ya mencionadas, a las de Los Barrios, La Línea de la Concepción, Castellar de la Frontera, San Roque y Jimena de la Frontera, ordenadas según su proximidad al Parque. 

Ya en la zona conocida como La Janda, es necesario mencionar a la localidad de Barbate por ser la más cercana al área protegida de la zona noroccidental del Parque. Además, es necesario mencionar al propio peñón de Gibraltar, ya en suelo británico, el cual ha ofrecido notable contribuciones al estudio del entorno natural del Parque, especialmente en el ámbito de la ornitología.
 
De todas ellas, sin embargo, es Tarifa la que debe ocupar un lugar preferente en nuestra observación, por ser la única situada dentro del Parque, por haber concentrado una mayor actividad política y estratégica a lo largo de su historia y por tener sobre ella una mayor incidencia de los vientos tan característicos que suelen concentrar el interés de muchos visitantes y dar forma al ecosistema de este entorno. Con casi 18.000 habitantes y algo más de 400 kilómetros cuadrados, en la actualidad, ha sido a lo largo de la historia objeto de interés de numerosas culturas por su situación estratégico-geográfica. 

Se han encontrado evidencias de que desde el siglo I existían en el territorio que abarca tres poblaciones: Tingentera, la que ocupaba la ciudad actual; Baelo Claudia y Melaria. Hoy despierta gran interés tanto para el visitante interesado por la historia como para los amantes de los deportes náuticos.

       
ver más fotos