PARQUE NATURAL DE LA BREÑA
 
 

Este Parque Natural destaca por una variada geomorfología que ofrece numerosos puntos de interés. Aquéllos que busquen disfrutar de vistas marinas panorámicas encontrarán en la Torre del Tajo su lugar ideal, una construcción del siglo XVI ubicada sobre los acantilados de mayor altura, en torno a los 100 metros. Menores, pero de una gran belleza paisajística, es el la torre de Caños de Meca, y por supuesto, aunque un poco más alejado, el Faro de Cabo Trafalgar. Este último rincón está cargado con el peso histórico de la famosa batalla contra los ingleses que recientemente ha celebrado su 200 aniversario.

Los amantes de los paisajes de playas hallarán tanto en Barbate como en algunas de sus pedanías, Zahara de los Atunes, Zahora o Caños de Meca, rincones de encanto especial. Zahara de los Atunes tiene el atractivo añadido de haber integrado las construcciones defensivas e industriales de salazón que el Duque de Medina Sidonia mandó construir en el siglo XV para proteger el lugar de los piratas y reactivar económicamente la zona. Los Caños de Meca, por su parte, además de ofrecer un paisaje virgen, es un lugar escogido todos los años por los aficionados al naturismo, ya que existen zonas reservadas a esta práctica.
 
Finalmente, y dentro del Parque, es necesario señalar dos ermitas: las de San Ambrosio y la de la Virgen de la Oliva. La primera es una construcción visigoda del siglo VI que, aunque muy deteriorada, ofrece un enorme atractivo por su integración con el entorno. El santuario de la Virgen de la Oliva del siglo XIX igualmente integrado en el Parque recibe las constantes visitas de los habitantes de Barbate y Vejer, los cuales, animados por el fervor religioso y alguna promesa a su patrona suelen acudir a pie desde sus poblaciones. Es en definitiva un rincón donde poder apreciar cómo se vive el fervor religioso en esta zona.

       
ver más fotos