Calzada romana
Cronología:

Época Romana

Historia:

Esta calzada de origen romano, próxima a la ciudad de Ocuri, se trata de la calzada que históricamente uniría Ubrique, Benaocaz, Grazalema y la Manga de Villaluenga.  

Posiblemente se trataba de un ramal de la vía que comunicaba Carteia -principal centro comercial y punto de unión con el Estrecho de Gibraltar- con Astigi (Écija) por aquel entonces cabeza de convento.
Utilizada también durante la Edad Media, fue pavimentada en varias ocasiones a lo largo del tiempo.

Arquitectura:

La calzada, bien conservada, se trata de una camino empedrado de unos 3 kilómetros de recorrido donde aún puede apreciarse su trazado y su alcantarillad.