Real Escuela de Arte Ecuestre
Localización:

Avenida Duque de Abrantes y C/ Pizarro

Historia:

Creado en 1973 por Álvaro Domecq Romero tiene como objetivo fomentar y proteger la ganadería caballar y las industrias derivadas de ésta, a través de esta escuela especial donde con la formación de las profesiones especiales relacionadas con la ganadería caballar y exposición permanente sobre el caballo, los enganches y las industrias afines, pretende difundir el arte ecuestre y la cultura del caballo andaluz entendiéndolo como parte de la identidad andaluza. 

Por tanto esta escuela ecuestre pretende profundizar y dar a conocer los aspectos históricos, educativos, culturales del Arte Ecuestre dentro de la Comunidad Autónoma de Andalucía y especialmente en la provincia de Cádiz. 

En un primer momento la Escuela se fue desarrollando bajo la gestión personal de su creador, aunque posteriormente el Ministerio de Información y Turismo decide hacerse cargo de la misma, comprando para ello el "Recreo de las Cadenas" al Duque de Abrantes, y construyendo un picadero cubierto -obra del arquitecto José Luis Picardo- con capacidad para 1.600 personas y cuadras para 60 caballos. 

En 1.982 el ministerio entrega la responsabilidad de la gestión de la Escuela a un Patronato, bajo el amparo de la Diputación Provincial de Cádiz, potenciándose de este modo su relanzamiento nacional e internacional, y este Patronato firma en 1.983 la compra de la Escuela, sacando a concurso público la Plaza de Director Técnico, que sería ocupada por su creador y fundador, D. Álvaro Domecq Romero. 

En 1.986 la Escuela adquiere la cuadra de D. Pedro Domecq de la Riva, integrada por treinta y cinco caballos de raza española y una vistosa colección de diecinueve carruajes de tiro con la correspondientes guarnicionerías, algunas de las cuales datan de 1.730, así como montura y bordados para caballos y cocheros, piezas todas de incalculable valor histórico, creando un museo permanente en las instalaciones, para deleite de visitantes. 

Pero si por algo es conocida este esuela es por la exhibición de un espectáculo único su espectáculo “Cómo bailan los caballos andaluces”, cuyo arranque fue parejo al de la Escuela, tras el reconocimiento que S. M. el Rey D. Juan Carlos I hizo a D. Álvaro Domecq Romero con la entrega del "Caballo de Oro", por la dedicación y labor realizada a favor del mundo del caballo.

Arquitectura:

Entre las instalaciones que esta Real Escuela de Arte Ecuestre, junto al pabellón en el que se podrá deleitar de un bello y único espectáculo, el visitante podrá disfrutar de una serie de dependencias donde contemplar piezas de incalculable valor histórico, como por ejemplo los conservados en los museos de Enganche y de Arte Ecuestre donde la colección de coches, monturas y la última tecnología multimedia, convierte a ambas salas en un museo vivo, multimedia e interactivo que invita a vivir los orígenes y la evolución del arte ecuestre en Andalucía y en el mundo ofreciendo las claves de este arte a todos para disfrutarlo con los cinco sentidos. 

Asimismo podrá recorrer los hermosos jardines, caracterizados por una gran variedad de plantas exóticas, donde destaca una gran fuente con juegos de agua que adorna el centro de los jardines.