Castillo de Alcalá de los Gazules
Cronología:

Siglos XII-XIII.

Estilo:

Arquitectura militar musulmana

Localización:

El castillo de Alcalá de los Gazules se encuentra en lo alto del cerro donde se ubica la población del mismo nombre, en los aledaños de la Plaza San Jorge.

Historia:

El castillo de Alcalá de los Gazules, de origen almohade conocerá destrucciones y reconstrucciones durante las batallas que se suceden a lo largo de la historia del municipio, siendo durante la Guerra de la Independencia, en el siglo XIX la más destructiva. 

La fortaleza, de la que proviene el topónimo con el que actualmente se la conoce: Alcalá (Al Kalat) de los Gazules –nombre este último de sus habitantes guerreros beréberes-, fue levantada por los conquistadores musulmanes en el siglo XII. Victima de numerosos asedios, fue conquistada por los cristianos en tres fases, la primera de ellas a mediados del siglo XIII y protagonizada por las tropas del rey Fernando III. Perdida poco después será reconquistada definitivamente en 1264, durante el reinado de Alfonso X. Si bien debido a su situación fronteriza será escenario de múltiples luchas hasta mediados del siglo XV. 

Ya la llegada del siglo XIX traerá de nuevo funestas consecuencias para la villa, ya que la ocupación por parte de las tropas francesas, en el municipio desde 1810, produce nuevas escaramuzas y ataques de las guerrillas contra el invasor, que se retira en 1812 no sin antes saquear las casas y destruir el castillo. 

En la actualidad apenas quedan restos, solo una torre y algunos trozos de lienzo de muralla. También queda en pie la Puerta de la Villa, aunque está muy reformada.

Arquitectura:



Construido por los musulmanes, el castillo de Alcalá estaría rodeado de una cerca, que incluiría el reducido caserío, y de la que se conservan sendas puertas, de la Villa y la Nueva, y distintos tramos de muralla reforzadas con torreones. Además constaría de un patio de armas que ocuparía el mismo lugar que hoy la Plaza de San Jorge.