Torre del Homenaje del Castillo de los Guzmanes
Cronología:

Mandada edificar por Alonso Pérez de Guzmán a comienzos del siglo XIV (1300-1307), fue declarada Bien de Interés Cultural en 1985.

Estilo:

Arquitectura militar medieval

Localización:

La Torre de Guzmán se encuentra en pleno centro de Conil, junto al recinto amurallado hoy desaparecido.

Historia:

La villa y castillo de Conil tienen sus orígenes en la conquista y posterior repoblación cristiana de la plaza durante la segunda mitad del siglo XIII, cuando Alonso Perez de Guzmán, señor de la villa, aprovechado los restos y materiales del anterior asentamiento musulmán, manda construir un castillo presidido por una torre fuerte y alta que recibiría su nombre. 

Sería reformado en el siglo XV por D. Enrique, Conde de Niebla, quien a petición de los vecinos y con la finalidad de tener un lugar fortificado donde guarecerse ante el peligro enemigo, remodela su entorno construyendo una cerca o recinto amurallado, hoy no conservado. 

En tiempos del segundo duque, también llamado D. Enrique -"el magnífico"-, se realizan nuevas obras y se construyen los aposentos ducales, cuyo único vestigio es la actual Puerta de la Villa, antigua de Vejer. 

Esta torre de Guzmán fue remozada a finales del siglo XVIII dándole entonces el mismo aspecto exterior que hoy podemos contemplar tras la reciente restauración llevada a cabo por la Delegación Provincial de Cultura en el año 1992.

Arquitectura:



La torre del Homenaje, o de Guzmán, formaba parte además del sistema de defensa y vigilancia del litoral gaditano durante la en la Edad Moderna, estando comunicada con otras atalayas del término municipal de Conil. 

Se trata de una torre de planta cuadrada, cantería y rematada en su parte superior con almenas y matacanes, así como algún tramo de muralla, en forma de talud, y dos torreones circulares en dos de sus lados del Patio.