Castillo y Baños de Gigonza
Cronología:

El castillo de origen árabe, fue construido entre los siglos XII y XIII, y declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento recogiendo el decreto genérico de 1949.

Estilo:

Arquitectura militar medieval y tardomedieval

Localización:

Ubicada a pocos kilómetros de la población de Paterna de Rivera, en la carretera de Medina dirección Arcos, junto a un manantial de aguas medicinales conocido desde época romana y que da nombre al lugar.

Historia:

El castillo, obra de la arquitectura militar musulmana que lo hace ser considerado como uno de los monumentos medievales más relevantes y mejor conservados de la zona, fue construido en los siglos XII y XIII a partir de un primitivo emplazamiento levantado por Hisn Tanbul. 

Esta fortaleza árabe formaba parte del conjunto de castillos dispuestos en la campiña gaditana. Con el iempo se convirtió en una avanzada fortaleza defensiva del territorio dependiente de Algeciras.
Su construcción parece que se hizo donde antiguamente se situaba la fortaleza de Saguntia, fundada por turdetanos y anexionada a Roma como ciudad estipendiaria, llegando a su máximo apogeo con los visigodos. 

Tras la conquista cristiana del castillo, como consecuencia de una gran batalla donde los castellanos obtuvieron la victoria tomando numerosos cautivos de ultramar y malagueños, el rey castellano Enrique II lo concedió por Privilegio Real a Jerez de la Frontera. 

Su primer propietario,fue Don Alonso Enríquez , Almirante Mayor de Castillo, quien lo enajenó, junto a la Torre de Lopera, por licencia real concedida por los Reyes Católicos en Jerez en 1477, momento tras el cual la villa quedó prácticamente despoblada y dedicada a uso ganadero. 

Próximas al castillo se encuentran unas fuentes de aguas medicinales sulfurosas, conocidas desde la antigüedad, y que ya desde finales del siglo XV el Marqués de Cádiz planeó llevar a las poblaciones de Jerez y Cádiz, para el aprovechamiento de tan saludables aguas, construyéndose sobre estos manantiales unos baños que gozaron de gran fama, sobre todo a finales del siglo XIX y principios de XX, aunque en la actualidad se encuentran en completa ruina.

Arquitectura:

La fortaleza consta de una cerca, en cuya puerta o arco de ingreso figura el escudo de la casa de Arco, con un león rampante y cuatro barras verticales; patio de armas y castillo propiamente dicho, de planta cuadrada y elementos arquitectónicos mudéjares y renacentistas, donde sobresale su torreón, con dos cuerpos de altura. 

El ingreso al castillo se hace a través de unas escaleras que llevan hasta un acceso angosto, cobijado por una ventana con arco de herradura.