Antigua Iglesia Mayor (Torre hexagonal)
Cronología:

Construida a principio del siglo XV, tras la conquista de la ciudad por las tropas cristianas.

Historia:


El avance conquistador cristiano de comienzos del siglo XIII, obligó al reducto musulmán a construir una serie de fortificaciones a lo largo de toda la frontera del reino de Granada, del que Zahara formará parte junto a otros emplazamientos cercanos como Olvera, Torre Alháquime, o Castellar de la Frontera. Así la conquista cristiana chocará contra las posiciones serranas sin que se produzca victorias definitivas hasta bien entrado el siglo XV, aunque también las luchas internas dificultarán el avance castellano, y así Zahara será escenario por tanto de la entrevista entre el rey Alfonso X, enfrentado a su hijo, el futuro Sancho IV y el emir de Marruecos  Abu Yusuf.

Tras sucesivas tentativas y escaramuzas, Zahara caerá definitivamente en poder de los castellanos en 1407, siendo recuperada para el Islam en 1481 hasta su definitiva caída en 1483.

Tras la primera conquista cristiana en 1407, la antigua villa musulmana verá su recinto modificado, y sobre lo que posiblemente fuera el lugar que ocupaba una antigua mezquita se levantó un templo cristiano, la antigua Iglesia Mayor que hoy vemos, de la que solo se conserva esta torre hexagonal, tradicionalmente considerada como parte integrante de la muralla original de la fortificación nazari.

En su interior se han documentado numerosos restos arqueológicos que hacen pensar en un uso posterior como cementerio, una vez abandonada la iglesia a partir del siglo XVII cuando se decide levantar una nueva aprovechando materiales de aquella vieja construcción. Entre estos restos arqueológicos encontrados se han constatado un total de 36 sepulturas, de tipología cristiana, datables en torno al siglo XVII coincidiendo con la epidemia de peste bubónica que azotó a esta comarca gaditana.

Arquitectura:

Se trata de torre construida de aparejo irregular con hiladas de ladrillo a diferentes alturas, donde sobresalen los contrafuertes de sustentación, situados en cada vértice del hexágono. En cada una de sus caras son evidentes los mechinales cuadrados.