Palacio del Marqués de Moscoso
Cronología:

Distintas épocas

Estilo:

Arquitectura civil

Localización:

Situado a la entrada del llamado Castellar Viejo.

Historia:


Levantada sobre un antiguo asentamiento romano, se trata del alcazar o palacio de los Marqueses de Moscoso, quienes a principios del siglo XIX y mediante pleito, obtuvieron la posesión de la villa y de su casa-palacio, volviendo esta posteriormente, 1852, a caer bajo los dominios de la casa de Medinaceli -antiguos propietarios-, junto con el término de la Almoraima. 

Arquitectura:


Lugar que los Señores de Castellar adquirieron como residencia para vivir. Se trata de un edificio de forma alargada con dos torres: la del Homenaje y otra de construcción reciente; que a lo largo del tiempo ha sufrido una serie de transformaciones e incorporaciones de nuevos elementos, aunque todavía se pueden ver algunas de sus partes originales, de su primitiva construcción.

El palacio cuenta en la zona inferior con un vano de acceso al interior protegido por una crujía superior calada por vanos y articulada por dobles pilastras, que le confiere una singular presencia, destacando además, la conexión interior que mantiene con la iglesia del Divino Salvador.