Castillo de San Sebastián
Cronología:

Aunque comenzó a construirse en 1613, el actual castillo es obra del siglo XVIII. En la actualidad cuenta con un faro levantado en 1908 aún activo. 

El conjunto defensivo de San Sebastián, declarado Bien de Interés Cultural, y bajo la protección del Decreto de 22 de abril de 1949 y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español, obtuvo en el año 1993 de la Junta de Andalucía un reconocimiento especial como castillo de la Comunidad Autónoma Andaluza.

Estilo:
Militar
Localización:

El Castillo de San Sebastián se encuentra situado en la playa de la Caleta

Historia:

El castillo de San Sebastián es una fortificación construida a principios del siglo XVIII, aunque en realidad su origen se remonta a la antigüedad, cuando los fenicios eligieron este lugar para levantar el famoso templo de Kronos.

También, según textos árabes, en esta zona estuvo uno de los pocos edificios preexistentes del pasado romano de la ciudad, el Faro de Gades, una torre escalonada de 12 cuerpos con escaleras en cuatro de ellos, entrada abovedada en el primer piso y varios haces de luz en la parte superior. 

Ya en el siglo XV, concretamente en el año 1457, una nave veneciana se refugió en el islote a causa de una epidemia de peste. En ese lugar erigieron una torre y una ermita bajo la advocación de San Sebastián, dándole nombra al lugar.

Pero tras el saqueo inglés de finales del siglo XVI, y como consecuencia del estado tan lamentable en el que quedó la ciudad, se puso en marcha todo un aparato de reconstrucción de la villa para dotarla de sólidas defensas que la protegieran ante cualquier otro intento de asalto.

El lugar se destinó a la construcción de un castillo, bajo la dirección de Juan de la Fuente Hurtado. Las obras comenzaron en 1613 centrándose en la reconstrucción de la torre existente, para que sirviera de faro para los navegantes y lo dotaron de artillería. Ya en 1706 se inician las obras para la adecuación de la zona tal y como se ve hoy en día, dando por finalizadas en 1724.

Con posterioridad a esta fecha sufriría diversas reformas, como la del año 1739 cuando se le dotói de 17 cañones que controlaban la entrada a la Caleta y el canalizo sur hacia la bahía, o la de 1860 cuando fue reforzado con baterías acasamatadas y se construyó un largo malecón por el que el castillo quedaba unido a tierra, a la puerta de La Caleta.

Una de las últimas reformas que se le realizó al conjunto fue en 1908 cuando se levantaría el actual faro, que aún está en uso, a 41 metros sobre le nivel del mar. Se trata del segundo faro eléctrico de España.

Arquitectura:


La construcción defensiva consta de dos espacios abaluartados sobre dos isletas conectadas entre sí y con la ciudad. El primero de estos espacios, se trata de un polígono irregular de nueve lados dispuestos de este a oeste y con todo su perímetro parapetado y artillado, disponiéndose sus dependencias en torno a un patio central que adquiría la forma de la isla.

El acceso se realiza a través de un arrecife que se extiende desde la ciudad y que queda protegido por un foso de agua y un puente levadizo.

Desde aquí se pasa a la segunda isleta, de mayor extensión, y que en un principio, fue solamente amurallada en sus lados norte y este para defender, junto con el castillo de Santa Catalina situado en su frente, el acceso a la playa de la Caleta.

Como ya se ha dicho, inicialmente este espacio, únicamente comunicado con la primera isleta, sólo contaba con una ermita y una torre. Fue a lo largo del siglo XVIII y sobre todo del XIX cuando se fue completando su sistema defensivo y adquiriendo, poco a poco, su fisonomía actual con la presencia redondeada de su frente oeste y la incorporación de un faro.