Museo Naval y Escuela de Suboficiales de la Armada
Cronología:  

Aunque el edificio es del siglo XVIII, el Museo Naval no se inauguró hasta el año 1992.

Estilo:

Neoclásico

Localización:

Dentro de la población militar de San Carlos, en la calle Almirante Baturone Colombo s/n, junto a la Escuela de Suboficiales de la Armada

Historia:

Inaugurado en 1992, se trata de un museo periférico del Museo Naval que existe en Madrid y está orientado fundamentalmente a temas navales, con fondos procedentes en gran los de edificios de la zona, del Museo Naval de Madrid y de colecciones particulares, como por ejemplo la depositada por la Asociación de Amigos de los Museos de Marina.

Ubicado en el edificio Rey Carlos III, una construcción de 1798 para albergar la Academia de Pilotos e Intendencia del Departamento, y hoy escuela de Suboficiales de la Armada.

Pero históricamente el proyecto de creación de este Museo nace el 28 de septiembre de 1792, cuando por un Real Decreto del monarca Carlos IV, se tiene a bien establecer en la Real Isla de León, un Museo de Marina y una Biblioteca para la instrucción del Cuerpo de la Armada; pero el cese del que era por aquel entonces ministro Antonio Valdés, el traslado de la Dirección General de la Armada a Madrid y los acontecimientos políticos-militares que se vivieron en la época, dejarían sin realizar ese proyecto, que si tendría efecto en Madrid, el 19 de octubre de 1843.

El 6 de julio de 1994 SS.MM. los Reyes de España realizarían una visita oficial a sus dependencias, donde se pueden ver entre otros recursos diversos modelos de barcos de distintas épocas y tamaños, instrumentos náuticos, láminas, grabados, maquetas, uniformes, banderas, condecoraciones, armas de diversas épocas…

Arquitectura:

Las dependencias que conforman el Museo Naval se encuentran distribuidas en 15 salas acondicionando para temas monográficos.

Destaca de tan bella construcción la "rotonda" o patio circular decorado con azulejos de Delft (Holanda) del siglo XVIII y cerrado con una montera acristalada sostenida por ocho columnas jónicas, al que se accede por dos escaleras en forma de espiral.

Mientras que la Escuela de Suboficiales de la Armada, diseñada por el Marqués de Ureña en 1798, tiene planta rectangular organizada por cinco patios, uno de ellos el ya mencionado patio que ocupa el Museo Naval, y en torno al cual existe una amplia escalera en elipse o caracol que lleva a la planta noble del edificio.

La fachada principal presenta una hermosa arcada de siete vanos de medio punto rematados por frontones triangulares y curvos, con balconada central rematada por pilastras almohadilladas y cornisa volada con el frontón central y su tímpano caracterizado por una representación alegórica sobre la milicia