Plaza de España y Monumento a las Cortes de Cádiz
Cronología:  

Principios del siglo XX

Localización:

En la Plaza España de Cádiz

Historia:

A principios del siglo XIX tras el derribo de las murallas del frente del puerto y con motivo del centenario de la Constitución de 1812, se decidió levantar en esta plaza el gran monumento que observamos en el centro bajo la denominación de Monumento al Sitio y las Cortes de Cádiz. 

Así junto a la frondosa masa arbórea que caracteriza a la plaza, encontramos esta magnífica construcción, concebido a modo de gran hemiciclo, similar a las Salas de Cortes. 

Las obras dieron inicio a principios de 1912 bajo la dirección del arquitecto Modesto López Otero y con esculturas de Aniceto Mariñas, e inaugurado en 1929. 

Se trata por un lado de un homenaje a la labor de las Cortes durante el sitio francés sobre Cádiz, y por otro un modo de celebrar el texto constitucional que logró poner los cimientos de un nuevo orden político y social dentro de un complejo contexto histórico. Por tanto se trata de la conmemoración no solo un hito histórico para la ciudad de Cádiz, sino para toda la nación española.

Arquitectura:


Este magnífico monumento, está realizado combinando varios materiales como la piedra caliza, mármol, piedra arenisca o bronce. Todo el conjunto tiene forma de hemiciclo o semicírculo tratando de representar la forma de las salas de Cortes, con escalones hacen las veces de asientos y una tribuna central, donde se ubica un enorme sillón con relieve de flores de lis en el respaldo y que es símbolo de los Borbones, que trata de indicar la presencia del rey Fernando VII, mientras que el escudo localizado detrás es el escudo de las Cortes. 

A ambos lados del asiento central encontramos dos lápidas con inscripciones que recogen, por una lado lo que declaran las cortes en el acto de jurar la Constitución, y por otro la respuesta que dieron los gaditanos a los franceses cuando estos iniciaron el cerco a la ciudad y quisieron imponerles a Jose Bonaparte como rey. 

Junto a las inscripciones se aprecia unos relieves que representan a un grupo de personajes vestidos a la moda de la época y que están reunidos, simbolizando que el poder de legislar recae en el pueblo mediante los representantes elegidos por él. 

Sobre estos relieves, en la parte superior, aparecen representaciones de la ciudadanía y protagonistas que participaron en la lucha contra los franceses; y la agricultura como símbolo de la actividad principal de España. 

En ambos brazos del hemiciclo, se disponen sendas figuras a caballo que simbolizan la guerra y la paz, mientras que en el centro del conjunto una figura femenina trata de simbolizar a España. 

También esté representado el propio texto de la Constitución de 1812, en la parte más elevada, y bajo este dos figuras, una con antorcha en mano símbolo de la sabiduría, y otra con una cadena rota para recordad que con esta constitución se acabo la esclavitud. 

La parte posterior, continúa con la representación iconográfica, y así a lo largo de la elíptica hay orlas laureadas con los nombres de algunos diputados destacados del proceso constituyente como Nicasio Gallego, Agustín Argüelles o el Conde de Toreno. Aparece también una representación de Hércules como símbolo de la ciudad de Cádiz y el importante papel de la ciudad en la elaboración de la constitución; A su izquierda las figuras de Isabel la Católica recibiendo a Colón y a los Indios que trajo consigo como representación de la relación de Cádiz con América y la participación que tuvieron los diputados hispanoamericanos en las Cortes; y en la derecha representación de algunos de los diputados de la Cortes.